Inspira…

Amaia López

Profesora de Yoga Integral, Yoga Terapéutico por FisiomYoga, facilitadora de Meditación y formadora de profesores de Yoga.

Licenciada en Bellas Artes, Master en Danza Movimiento Terapia por la UAB y formada en diversas técnicas de desarrollo personal, entrenamiento físico y consciencia corporal: como pilates y danza contemporánea.

Pero sobre todo practicante de yoga e investigadora de esto que llamamos vida.

Todo resulta como la respiración, de dentro hacia fuera y de afuera hacia adentro. Buscar la mejor versión de nosotros mismos para desde ahí, dirigirnos hacia el mundo y a su vez nutrirnos de lo que nos rodea. 

Mi deseo es inspirar a las personas y ayudarles a mejorar su bienestar físico y emocional, a través del yoga, el entrenamiento consciente de la
mente y el cuerpo, los hábitos saludables, la danza y la creatividad. Crear, expresar, inspirar, facilitar, acompañar…

Me interesa la sencillez, las cosas pequeñas que nos hacen felices y cómo funcionamos los seres humanos. Siempre me ha picado la curiosidad… buscar, experimentar e ir danzando con la vida. Invitar a otras personas para que brujuleen por sus vida.

Mi historia

Desde pequeñita tuve problemas físicos, la articulación de la cadera no parecía estar bien colocada y no podía andar de una manera correcta. Me recuerdo desde siempre haciendo ejercicios de rehabilitación en casa, caminando por el pasillo de una u otra forma, tuve que llevar hasta unos aparatos en las piernas para dormir. A este problema se le añadían la escoliosis, hiperlordosis, rotación de columna y con el tiempo hernia discal, desgastes articulares etc. un completo vaya. A lo largo de mi vida he investigado y practicado diferentes técnicas formándome y buscando mejorar mi condición física y huyendo de mi habitual compañero: el dolor. Pasó el tiempo y hubo muchas subidas y bajadas, pero hoy día puedo decir que agradezco a mis dificultades físicas la motivación, la autodisciplina y la constancia que he desarrollado, además del descubrimiento del YOGA, que en mi caso fue una puerta desde lo físico hacia lo espiritual.

Las BELLAS ARTES me enseñaron que la creatividad es algo que todos tenemos en uno u otro ámbito y que desarrollarla con consciencia nos enriquece y facilita la vida muchísimo. La DANZA MOVIMIENTO TERAPIA me enseñó que existe una danza propia, individual que no depende de pasos aprendidos, sino de como habitamos nuestro cuerpo y como nos relacionamos con nuestro entorno. 

El PILATES me enseñó a entrenar con consciencia, la DANZA CONTEMPORÁNEA me ha enseñado que dentro de mi cuerpo hay espacios infinitos donde poder sentir y bailar, la MEDITACIÓN me está enseñando atisbos de lo que puede ser la comprensión de la felicidad y el YOGA me ha aportado un camino por el cual transitar y vivir una vida con sentido. El YOGA TERAPÉUTICO me ha enseñado a cuestionar mis creencias y a utilizar mi cuerpo con mucho más amor y conocimiento. 

A nivel físico los cambios se han dado y continúan, pero también ha nivel mental y emocional, hoy puedo decir que vivo en un cuerpo que me permite moverme libremente, donde el dolor no es lo habitual como hace años , un cuerpo que habito con más amor cada día y que no deja de recordarme que somos mucho más que la parte física.

El cuerpo está diseñado para moverse, la vida es movimiento, hasta en el más absoluto reposo el cuerpo mueve todos sus recursos para mantenernos vivos. Ser conscientes de cómo nos movemos y de lo que nuestro cuerpo necesita, nos ayuda a permanecer en el suave balanceo del equilibrio. Escucharnos y fluir con la vida nos hará sentirnos plenos. Quizá esto sea eso que llaman felicidad.

Nuestro cuerpo nos muestra la vida, nos lleva, nos da la oportunidad de existir, que menos que cuidarlo a través del entrenamiento consciente y de la higiene postural. Liberar las tensiones, ganar fuerza, resistencia, flexibilidad, mejorar nuestros hábitos posturales, en definitiva permitir que nuestro cuerpo y su potencial se despliegue y se mueva disponible para vivir la vida. El trabajo sobre el cuerpo es inseparable de nuestra búsqueda interna. Cuerpo, mente, emoción están en constante interacción recíproca.

El yoga es unión, conexión con lo verdaderamente importante. Para mí está siendo un camino desde donde observar y crecer.  Me está enseñado a habitar mi cuerpo y mi mente de una manera diferente, a encontrar el equilibrio mental, la calma emocional, a administrar mejor mi energía física y a estar más conectada con mi esencia y con mi entorno.

El yoga integral es la manera de cultivar nuestra consciencia desde la materia, un recorrido personal y experiencial para cambiar la vida de un@ y a su vez de tod@s. Me interesa un yoga flexible, adaptable a la individualidad, que huye de rigideces y métodos cerrados. Cada uno debe encontrar su manera, su camino. Conocernos más y aceptar quienes somos, para colocarnos en otro lugar desde donde mirar y comprender. Practicar y practicar es el mejor consejo que puedo dar.

Certificada en FisiomYoga en lesiones y patologías, suelo pélvico y embarazo y cadenas musculares. Formación de Yoga Terapéutico especializada en el conocimiento y comprensión de la biomecánica humana, así como de patologías del sistema músculo esquelético. Realizando clases dirigidas para acompañar en el abordaje de diferentes dolencias o necesidades físicas, así como en la prevención.

Inspirarme y expresarme…

La danza es un aprendizaje de vida. Un lugar de encuentro entre el cuerpo, el espacio y el tiempo que sucede aquí y ahora, donde poder observar donde estamos y poder explorar nuevas formas de ser y hacer. Jugar, escuchar, expresar y comprender. Los pequeños o grandes movimientos, internos o externos hacen de la vida y su movimiento una obra de arte.

El cuerpo habla constantemente y se relaciona con el entorno y con los otros. La danza nos ayuda a conocernos y a entender el mundo que nos rodea y la relación que tenemos con él.

HABITAR EL CUERPO CON LA MENTE Y EL CORAZÓN

  • La Danza Movimiento Terapia nos aporta una vía natural para equilibrar nuestra vida y conectarnos con nuestra esencia a través del disfrute, el cuidado y el compartir.  ¿Cómo me muevo por mi vida? ¿Qué relación tengo con mi cuerpo, con mis pensamientos, contigo? Todos bailamos sin parar, cada inspiración, cada gesto, cada mirada y desplazamiento componen nuestra propia coreografía.
  • La Danza Contemporánea nos aporta una vía artística para conocernos, crear, expresarnos y comunicarnos. Creo en un lugar de interacción entre diferentes expresiones artísticas, en la obra inacabada que requiere del espectador que la completa con su mirada y la llena de infinidad de significados. 

Pequeña muestra de Proyecto Catarsis estrenado en 2016 con David Bosco y Lander Arroyabe. Música y video que inspiran para bailar y experimentar.

Dejar de intentar controlar
y permitir que todo sea tal y como es.

Cuando te abres a la meditación te abres a la posibilidad de ver lo que siempre ha estado aquí. Descubres una mirada sincera, amable y honesta. Reconectarnos con nuestra esencia, con esa parte nuestra que no es transitoria, nos aporta un ancla desde el cual vivir la vida en plenitud. Podría enumerar muchísimos de los beneficios que la práctica meditativa regular nos aporta pero en realidad todo se podría resumir en: mejor salud, mayor estabilidad emocional, claridad mental y satisfacción ante la vida. En definitiva, ser más felices y vivir más plenos.

Pero leer, informarnos, ver videos o hacer algún amago anecdótico, no es realmente sumergirse en la práctica meditativa. Es como si nos dedicáramos a leer libros de cocina, aprenderíamos de pepinos, de salsas, de cereales… pero no sabríamos a que saben las mezclas, no nos nutriríamos de los ingredientes.

La meditación es el estado natural del ser humano. De este estado de conexión salimos constantemente por una simple razón, nos distraemos. Necesitamos practicar para recordar el camino, para que un sendero casi borrado por las zarzas que atraviesa bosque,  se convierta en un camino que podríamos recorrer con los ojos cerrados. A lo largo de la historia muchísimas tradiciones, religiones y movimientos psicológicos han practicado la meditación de una u otra manera, quizá por caminos y objetivos en apariencia diferentes pero con algo en común, el silencio, el encuentro con la esencia.

 

Talleres disfrutados