Meditando el silencio

Meditando el silencio

Dejar de intentar controlar y permitir que todo sea tal y como es.

Cuando te abres a la meditación te abres a la posibilidad de ver lo que siempre ha estado aquí. Descubres una mirada sincera, amable y honesta. Reconectarnos con nuestra esencia, con esa parte nuestra que no es transitoria, nos aporta un ancla desde el cual vivir la vida en plenitud. Podría enumerar muchísimos de los beneficios que la práctica meditativa regular nos aporta pero en realidad todo se podría resumir en: mejor salud, mayor estabilidad emocional, claridad mental y satisfacción ante la vida. En definitiva, ser más felices y vivir más plenos.

Pero leer, informarnos, ver videos o hacer algún amago anecdótico, no es realmente sumergirse en la práctica meditativa. Es como si nos dedicáramos a leer libros de cocina, aprenderíamos de pepinos, de salsas, de cereales… pero no sabríamos a que saben las mezclas, no nos nutriríamos de los ingredientes.

Diez minutos para calmar nuestra mente.

La meditación es el estado natural del ser humano. De este estado de conexión salimos constantemente por una simple razón, nos distraemos. Necesitamos practicar para recordar el camino, para que un sendero casi borrado por las zarzas que atraviesa bosque,  se convierta en un camino que podríamos recorrer con los ojos cerrados. A lo largo de la historia muchísimas tradiciones, religiones y movimientos psicológicos han practicado la meditación de una u otra manera, quizá por caminos y objetivos en apariencia diferentes pero con algo en común, el silencio, el encuentro con la esencia.

Actividad regular en Pamplona:

MEDITACIÓN E INTELIGENCIA EMOCIONAL

Grupo de encuentro semanal donde compartir experiencias y desarrollar recursos meditativos personales que nos faciliten el bienestar en el día a día.

Dirigido tanto a meditadores regulares como a personas que nunca hayan tenido contacto con la meditación.

Actualmente, hay evidencia científica sobre los efectos de la meditación: cambios en el cerebro asociados a emociones positivas, relajación del sistema nervioso central, mayor sensación de bienestar e incluso mejoras en la función inmune.

Pero los beneficios de la meditación van mucho más allá: aumento de la claridad mental, mejor gestión emocional, mayor concentración, disolución de las creencias limitantes, desarrollo de la paciencia, toma de distancia con los conflictos personales, reducción en los niveles de dolor, mejora de la calidad del sueño, etc.

El manejo inteligente de las emociones consiste en utilizar su información y su energía para posibilitar nuestro crecimiento personal y elevar nuestro nivel de felicidad. Necesitamos llegar a un profundo silencio para que pueda emerger nuestra verdadera naturaleza y, desde ahí, reconozcamos qué queremos realmente, encontremos nuestra verdadera motivación y aprendamos a crear nuevos hábitos de vida.

La meditación y la relajación son estados naturales del ser humano al alcance de cualquiera. Quizá nos resulte poco habitual y no podamos conseguirlo todavía en determinadas circunstancias pero no por ello deja de ser sencillo. Como seres vivos, además de sobrevivir, buscamos el equilibrio, la manera de recuperarnos, de compensarnos. En ocasiones, nos hiperactivamos y no encontramos el camino de vuelta a la calma. Pero podemos intervenir para recuperarla.

METODOLOGÍA:

Experimentaremos con diversas técnicas meditativas y relajaciones sencillas. Determinaremos cuáles son las más adecuadas para cada un@ e incluso crearemos nuestras propias herramientas, facilitando así su incorporación a nuestra vida cotidiana.

Además, dedicaremos un espacio a la puesta en común y al desarrollo de las capacidades emocionales.

Los jueves de 19:30 a 20:30

Centro BioSphere, C/ Joaquín Beunza 6 Bajo