Bebidas vegetales caseras: frutos secos

Bebidas vegetales caseras: frutos secos

 ¡Remojar, triturar, colar… y delicioso!

Dura en la nevera unos cinco días, antes de tomar mover para que se integre bien.

MODELO BÁSICO PARA BEBIDA DE FRUTOS SECOS 

  • Remojo una noche
  • Triturar con agua normalmente una medida de frutos secos por cuatro de agua (opcional: añadir espesantes, saborizantes y/o endulzantes)
  • Cocer (opcional: más sabor y más digestivo)
  • Colar
  • (opcional: más digestivo, cocer si no se había cocinado antes )
  • (opcional: añadir saborizantes y/o endulzantes )

Esto nos da muchas posibilidades y variantes, pero para que nos quede algo concreto y para empezar podríamos hacer la próxima receta.

Un ejemplo de receta: BEBIDA DE ALMENDRAS Y COCO

INGREDIENTES: (podemos medir con una taza)

  • Dos partes o tazas de almendras
  • Una parte de coco rallado
  • Ocho partes de agua (mineral o hervida mejor)
  • Canela en polvo
  • Estevia u otro endulzante que nos guste

 …más frutos secos más consistencia y sabor pero también tenderá a separarse más el líquido después…

Si los frutos secos son pelados resulta más cómodo. Los lavamos bien y los ponemos a remojo junto con el coco una noche con unas gotitas de limón o vinagre. Escurrimos con ayuda de un colador y mezclamos con el agua, añadimos una pizca de sal, un poco de canela y para los más dulceros una cucharadita de postre de estevia (o cucharada sopera de panela/azúcar de coco/sirope de ágave… el endulzante que solamos utilizar). Trituramos bien. Llevarlo a ebullición, bajar el fuego y remover de 5 a 10 minutos.

Dejar que se enfríe y colar con colador de tela, colador normal o colador normal con una tela de gasa encima. Si no utilizamos tela no quedará tan fina, quizá tenga como arenilla que se irá posando en el fondo del recipiente, pero estará igual de buena. Si queremos también existen unas bolsas de algodón para hacer bebidas vegetales. Nos permiten apretar/ordeñar bien el líquido.

 

Puedes probar con: nueces, avellanas, almendras, anacardos… o mezclando sabores.

CAMBIANDO SABORES:

Antes del hervor podemos añadir pizca sal, canela, vainilla (en polvo o en esencia), cáscara de limón (que retiraremos después), esencia de limón, una cucharada de cacao, algarroba, cardamomo, coco rallado previamente puesto en remojo que luego también colaremos, cucharada de aceite de sésamo (así añadimos calcio), aceite de coco (nos limpiará por dentro)…

AÑADIENDO DULZOR:

Podemos añadir un plátano antes de triturar o unos dátiles deshuesados (4-6 según gustos) y puestos a remojo veinte minutos antes. También podemos utilizar: estevia, panela, sirope de ágave o azúcar de coco (tiene menos índice glucémico). LO QUE MÁS ME GUSTA ES AÑADIR LOS DÁTILES

AÑADIENDO DENSIDAD:

Cucharadita kuzu, almidón de tapioca, harina de castañas (estos bien disueltos en un poquito de líquido, añadidos al resto y removiendo bien mientras la cocción que realizaremos mejor después de colar)… o agar agar (un alga con muchas propiedades que funciona como la gelatina) y así no añadiremos hidratos de carbono de rápida absorción.

¿Y QUE HACEMOS CON LOS RESTOS?

Esto es lo mejor: pasteles, tortitas …

Si los restos no nos han quedado endulzados también podemos hacer: panes, patés, hamburguesas vegetales, quesos veganos…

 

!En  próximas entradas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *